Jue. Feb 2nd, 2023

    Non es el más grande de Europa. Tampoco el que más gesta al abrazo sus gradas, pero el ‘Parc des Princes’, parque de los principes En su traducción al castellano, es un escenario icónico en el fútbol de la vida continental. Situado más en la zona libre que en el centro de París, este museo, atravesado por la ‘Peripherique’ que pretendía salir del tráfico de locos de la capital de Francia, acabó levantándose en 1897 en su forma original. El actual recinto deportivo es más reciente, en concreto de 1972. Acoge los partidos del Paris Saint GermainEl club local más célebre, tras su incorporación a la máxima división del fútbol galo en 1974, y su selección en 1997, cuando fue inaugurado en el ‘Stade de France’, más recientemente en la ciudad de La Luz.

    Estadio y club han forjado desde entonces un fuerte vínculo con el paso de los años. Pesado como funcionario público, perdido en la ciudad de París, explotado en una empresa filial de ‘Qatar Sports Investments’, debido al PSG en 2011. Una cuestión que provocó importantes hechos y un evidente deterioro de la relación en las últimas fechas, que estalló definitivamente a finales de 2022 con una entrevista del presidente Nasser Al-Khelaifi en ‘Bloomberg‘, en el que aseguró que el club podía abandonar el Parque de los Príncipes.

    Aunque en el año 2013 el Ayuntamiento y el club alcanzaron un acuerdo para prolongar el contrato de alquiler hasta 2043, el club de la ‘Ligue1’ presentó el pasado mes de noviembre una oferta al consistorio para comprar el Parque de los Príncipes. El PSG, que tras alargar el arrendamiento acometió una profunda reforma del recinto colgante tres años cuyo coste elevó hasta los 85 millones de euros, ha llegado a firmar por boca de su presidente que el club no se siente bienvenido en el estadio.

    La oferta del PSG saltó a los medios, provocando la contundente respuesta de la alcaldesa de Paris, Anne Hidalgo, a través de ‘El parisino‘: «El Parque de los Príncipes no está en venta. Y no se vendera. Esta es una posición firme y definitiva. Es un patrimonio excepcional para los parisinos. Pero, por supuesto, debemos acompañar al PSG en su deseo y necesidad de renovar , aumentar el aforo y modernizar el estadio”.

    Un auténtico puñetazo en la mesa de la alcaldesa después de que su equipo municipal se hubiera mostrado hasta ahora abierto al diálogo, aunque la venta no era su “opción prioritaria”.

    Las declaraciones de Hidalgo provocaron el enfado del PSG, que se mostró decepcionado y sorprendido de que el Ayuntamiento quiera “desalojar al Paris Saint-Germain ya sus seguidores del Parque de los Príncipes. La alcaldesa está obligada al PSG a ensuciar su casa».

    Las quejas del PSG

    El PSG afirmó que necesitaba un estadio más grande, pero argumentó que los 47.000 espectadores que tenía el Parque de los Príncipes tendrían que respetar los estadios de 60.000 a 90.000 espectadores de sus mayores rivales continentales. Considera que el aforo limitado de la acción no ayuda a que se produzca el hasta ahora esquivo sueño de la Champions League.

    Entre los principales argumentos de los dueños qataríes también se encuentran los millones invertidos en el estadio, y condicionan una nueva inversión «de 500 millones adicionales» a la venta. “Es obvio que el PSG solo hará una tan grande inversión si nos convertibles en propietarios del Parque de los Príncipes”, reconoce, al tiempo que lanzan un aviso: Los contribuyentes parisinos para mantener la estructura de un estadio que dura más de cinco años y requiere una reforma completa. Habrá que pagar 30 millones de euros solo para adecuarlo a los estándares ambientales”.

    Y en último término el PSG se escucha también en sus aficionados, pues “la posición de la alcaldesa los ignora por completo”. «Es lamentable que concluyeran las discusiones de venta que hemos tenido durante mucho tiempo, pues el club ahora está tristemente obligado a presentar opciones alternativas para nuestra casa», concluyó Yen.

    “Es más barato que Paredes”

    El enfado de los dueños del PSG no afectó a la posición del Ayuntamiento, pues este mismo fin de semana David Belliard, adjunto a la alcaldesa, ratificó en ‘RMC deportes‘ las palabras de su jefa: “Estamos en una partida de póker de mentirosos. Veremos qué ocurre en las negociaciones. No queremos vender actividades importantes al sector privado, especialmente en Qatar. El Parque de los Príncipes es uno de ellos. Necesitamos participar en un cierto número de actividades de prestigio. El Parque de los Príncipes no pertenece a Qatar, sino a los parisinos y, más ampliamente, a los franceses. Queremos que siga formando parte de este patrimonio común”.

    Junto a la filosofía del Ayuntamiento en la cuestión del patrimonio público, en el fondo de la cuestión como no podía ser de otra manera está también el dinero. Según medios ingleses, el club hizo una oferta pública de adquisición, pero según el primer teniente alcalde de París, Emmanuel Grégoire, citado por ‘El parisino‘, la cantidad ofrecida por el PSG era de solo 40 millones de euros, a todas luces insuficientes. “Es más barato que Paredes”, llegó a comparar el político con el fichaje del futbolista argentino, provocando la ira de los dirigentes qatarís del club.

    Nasser Al-Khelaifi explicó en una conversación con AFP que el precio que la ciudad había pedido al club era “entre siete y ocho veces superior a las propias valoraciones que hace el Ayuntamiento”.

    Intención de apaciguamiento

    Tras romperse las hostilidades, Emmanuel Grégoire volvió a tomar la palabra este martes en una rueda de prensa en el Ayuntamiento para reafirmar que el estadio no está a la venta, aunque tras las amenazas de Al-Khelaifi de salir de la ciudad, el político optó por una intención de apaciguamiento.

    “Queremos que se queden. Quieren quedarse. Así encontraremos soluciones”, explicó antes de expresar su optimismo en torno al proyecto de ampliación del estadio. “Queremos encontrar los medios financieros. La idea es encontrar una decisión más tranquila y directa para negociar. Queremos renovar el diálogo. Este es un asunto urgente. No es posible que el PSG juegue en otros lugares que no sea el Parque de los Príncipes”.

    Apoyado por Pierre Rabadan, cargo del departamento de Deportes, Grégoire acogió con particular satisfacción el plan puesto en marcha por el PSG: “Hay un proyecto muy avanzado. Lo que se nos presentó es sumamente atractivo. Si lo hacemos bien, en 2028 o 2029 tendremos un partido del PSG en el renovado estadio. Sabemos cómo hacer contratos largos. Tenemos propuestas que hacer para reconciliar a todas las partes. Hagamos todo lo posible para completar este proyecto de expansión lo antes posible”.

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *