España es el país del mundo con alcalde consume benzodiacepinas, según datos de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE). Según se informó, se estima que en 2020 se consumirán 110 días en nuevos países por cada 1.000 habitantes, cifra que en los países de nuestro entorno es mucho más baja.

El as benzodiacepinas es un medicamento incluido dentro del grupo de los hipnosedantes que, a menudo, receta para dormir mejor por su efecto ansiolítico, hipnótico y relajante muscular.

Además, recuerda la Agencia Española del Medicamento (Aemps), este fármaco también se utiliza como anticonvulsivante, en el tratamiento de la abstinencia al alcohol y otras drogas, en el tratamiento de espasmosmusculares inespecíficos, en la sedación prequirúrgica, en el tratamiento de Algunos tipos de náuseas, vómitos o cefaleas tensionales.

La encuesta Edades 2022, qu’aporta datos más recientes que el informe de JIFE, señala que el 9,7% de la población española Había consumido hipnosedantes con o sin receta en los últimos 30 días previos a la medición, mientras que el 7,2% reconoce consumidos a diario estos fármacos.

  • Cambios en el comportamiento y la conducta

  • Desasosiego

  • Ajetreo

  • Irritabilidad

  • Delirios de agresividad

  • ataques de ira

  • Pesadillas

  • Alucinaciones

  • Psicosis

  • Somnolencia

  • embotamiento afectivo

  • Reducción del estado de alarma

  • Confusión

  • Fátima

  • Cefalea

  • Mareo

  • debilidad muscular

  • Ataxia

  • diplopía

  • Alteraciones gastrointestinales

  • Cambios en la libido

  • Reacciones cutáneas

  • Tolerancia y dependencia a largo plazo

  • Disminución de la respuesta del organismo a la falta de oxigeno en sangre cuando ocurren apneas

Su alto consumo ha puesto en alertar a los médicos. En este sentido, Mónica Florido, psiquiatra de la Unidad de Salud Mental Canalejas de Las Palmas de Gran Canaria, señala que « las benzodiacepinas no deberían ser el tratamiento de primera elección » para tratamiento sintomático y temporal de los trastornos de ansiedad, el insomnio o la depresión.

Deben ser en todo caso «a tratamiento alternativo para casos concretos«. “Al abordar un cuadro clínico ya la prescripción de benzodiacepinas le debe preceder un correcto diagnóstico y su uso, en cualquiera de las situaciones, debería ser a corto plazo”, advirtió la especialista, según EP, Durante las III Jornadas de Patología Dual y Adicciones en Canarias, organizado por la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD), el Servicio Canario de Salud y el Gobierno de Canarias.

“Vivimos en una sociedad competitiva y estresante en la que debemos sostener rutinas que demanden estabilizarse al límite del rendimiento sin angustia y sin claudicaciones”, analiza Florido.

Yes en este contexto en el que, para enfrentarse a los problemas cotidianos “muchos recurren a la quimica para desconectar, reducir la ansiedad o para dormer. Al fin y al cabo, para evadirse de una realidad cotidiana agobiante”, explicó.

Medicalización innecesaria

Esta medicalización de la vida, prosigue, ha provocado que muchas circunstancias que no son patológicas, sino situaciones vitales o de la vida cotidiana que son Etiquetado erróneamente como trastornos de ansiedad o insomnioacaben siendo tratadas con psicofármacos «en vez de recurrir a una intervención no farmacológica como la educación sanitaria o alguna intervención psicológica, lo que supone una práctica errónea y con potencial iatrogénico».

Dicho esto, ha recordado los efectos adversos de estos fármacos, entre ellos la tolerancia, adicción a largo plazo y otros efectos debido a su prolongado como los accidentes de tráfico, domésticos o laborales, así como otras alteraciones del comportamiento y la conducta.

Además, el doctor Julio Maset, médico de Cinfa, ha señalado que los fármacos inductores del sueño, como las benzodiacepinas, hacen que las organizaciones disminuya su respuesta a la falta de oxigeno en sangre cuando ocurren apneas, por lo que es preferible no utilizarlos.

«Nunca tomes estos fármacos sin haber consultado a tu médico y además estudie la posibilidad de otras medidas o diferentes fármacos si requiere ayuda para dormir”, aconseja el experto con motivo del Día Mundial del Sueño, que se celebra cerca del viernes.

responsabilidad de los medicos

Según Florido, la mayoría de los hipnosedantes consumidos en España prescrito por medicos, lo que complica abordar su control, a diferencia de lo que pasa con otras sustancias ilegales. En ese sentido, la psiquiatra ha destacado la importancia de que los médicos realicen su trabajo conforme a la responsabilidad que conllevatanto profesional como etica.

En relación a la responsabilidad médica, Florido ha hablado de la importancia del consentimiento informado. » Probablemente sin opinión informar correctamente a los pacientesaunque las directivas las tenemos claras, tanto por el conocimiento científico como por los mandatos legales y normas éticas, no siempre ajustamos la práctica clínica”, ha zanjado.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *