No más refrescos Pepsi ni patatas fritas Lay’s en las estanterías de las tiendas Carrefour a partir del jueves 4 de enero, anunció el distribuidor el mismo día. En cambio, el cliente debería ver aparecer un cartel en los estantes que especifica: “Ya no vendemos esta marca debido a aumentos de precios inaceptables. » Por ello, la marca ha optado por dar a conocer el enfrentamiento entre ella y el grupo estadounidense PepsiCo a la hora de fijar los precios para 2024.

Lea el descifrado: Artículo reservado para nuestros suscriptores. Inflación: clima tenso en la recta final de las negociaciones entre fabricantes y distribuidores

No es la primera vez que un grupo de distribución boicotea una marca en sus tiendas para presionar a los fabricantes de bienes de consumo. E. Leclerc está acostumbrado a este hecho. Recordamos las amenazas de retirar Coca-Cola de sus lineales en 2018. Luego la desaparición del alcohol del grupo Pernod Ricard en 2019 y, temporalmente, en el verano de 2023. En cuanto al grupo Mousquetaires, había excluido de la lista las aguas de Danone. , Evian, Volvic y Badoit, en otoño de 2022.

Cada vez, estas fuertes tensiones se producen en el momento en que fabricantes y distribuidores chocan durante las negociaciones comerciales anuales, al final de las cuales se fijan los precios de los productos de marca. Sin embargo, actualmente estamos entrando en la recta final de estas discusiones para 2024. Y el ambiente es tenso. Especialmente desde este año, el gobierno ha decidido adelantar los relojes. Las marcas deberán haber firmado contratos con proveedores cuya facturación sea inferior a 350 millones de euros antes del 15 de enero y con multinacionales a más tardar el 31 de enero.

“Contracciónflación”

El jefe del Système U, Dominique Schelcher, deploró, el miércoles 3 de enero, en France Inter, “un poco de esperar y ver” al inicio de estas conversaciones por parte de algunos grupos agroalimentarios, mencionó a Danone, aunque se alegró de haber concluido ya con Yoplait y Entremont, del grupo Sodiaal, y con la cooperativa Laïta.

El director general destacó que los precios de los productos lácteos seguirán aumentando ligeramente y que, a pesar de “bolsillos sueltos” En productos a base de trigo, aceite o café, los precios de los alimentos seguirían aumentando en 2024. Saltaron un 20,6% en dos años, según datos publicados a finales de diciembre de 2023 por el panelista Circana.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores. El colapso de Casino promete una nueva ola de consolidación

No estoy seguro, por tanto, de que se alcance el objetivo marcado por el Ministerio de Economía de provocar una reducción de los precios de los alimentos en los supermercados legislando sobre un adelanto del calendario de negociaciones comerciales.

Te queda el 20% de este artículo por leer. El resto está reservado para suscriptores.