Cuando bebemos alcohol, muchos de nosotros no podemos evitar que nuestra cara se enrojezca. Aunque esta simple reacción de nuestro cuerpo puede parecer algo inocente, lo cierto es que aquellas personas a las que le ocurre esto pueden tener problemas de salud, según afirman ahora los expertos.

Según han revelado unos médicos de la Universidad Stanforden California, aquellos personas que se sonrojan despues de consumir alcohol pueden llegar a tener mas riesgo a la hora de contraer enfermedades del corazon. El motivo es que estas personas podrían tener un gen qu’afecta a la capacidad del cuerpo para metabolizar el alcohol, lo que incrementaría las posibilidades.

¿Por qué los que se enrojecen al beber alcohol tienen más riesgo de sufrir infartos?

Tratar con una variante de Generación ALDH2*2, que alrededor del 8% de la población tiene y que podría poner en riesgo las vidas de algunos de sus portadores. En este caso, aquellos que la tienen pueden estar en riesgo de verse expuestos a una cerradoadcardiacoas an infarto, por culpa de la inflamación de los vasos sanguíneos.

Por ejemplo, según la Fundación Británica del Corazón (BHF), en Reino Unido hay más de dos millones de personas que conviven con esta afección, mientras que en Estados Unidos la cifra ronda los 20 millones, según el Centro para el Control de Enfermedades ( CENTROS PARA EL CONTROL Y LA PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES).

Así, tal y como estipula este artículo publicado en la revista «Medicina Científica Traslacional»el riesgo de contraer una fermedadcardia es hasta cuatro veces mayor en los bebedores que posen el gen ALDH2*2.

Para concluir, estos investigadores de la Universidad de Stanford analizaron los datos de biobancos en Reino Unido y Japón. Así, con la ayuda de un aparato denominado EndoPAT, mideron la capacidad de dilatar los vasos sanguíneos que tenían aquellas personas que contaban con este gen.

Gracias a ello, descubra que aquellas personas sin el gen tendían a mentar su capacidad de dilatación tras el consumo de alcohol, mientras que en los que contaban con ALDH2*2 esta aptitud disminuía con la bebida. “Puede parecer extraño dado que las personas con ALDH2*2 se ruborizan con el alcohol, pero el enrojecimiento es causado por la liberación de histaminas», explican los investigadores.

Algunas veces, el consumo de bebidas alcohólicas conlleva un aumento de la histamina en sangre, una sustancia de los organismos que solo se libera ante estímulos concretos causando daño, inflamación o irritación. Así, hay personas que son más sensibles que otras debido a esta deficiencia, que difícil la descomposición y eliminación de la histamina del cuerpo.

Así, al observar el tipo de células que recubren los vasos sanguíneos, los científicos de Stanford descubrieron que las células ALDH2*2 tienen niveles más altos de radicales libres e inflamación que las células endoteliales normales. De esta manera, se genera Menos Oxido Nítrico y, por tanto, la relajación de los vasos sanguíneos se complica.

«Eso significa que, cuando hay un infarto, cuando hay una necesidad de crecimiento de los vasos sanguíneos, los portadores tienen menos capacidad para generar nuevos vasos sanguineos“, concluyeron desde el equipo.

Finalmente, determinar que aquellas personas que tuvieran este gen se ajustarían reducir el consumo de alcohol si querían evitar los riesgos cardíacos que supone esta deficiencia genética. “Si bebes constantemente, tienes un riesgo mucho mayor de enfermedad cardiaca, hipertensión, diabetes y cáncer”, concluyó Yeron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *