Mié. Feb 1st, 2023

    Ucrania denunció este joven ataques «masivos» de Rusia con decenas de misiles dirigidos contra varias regionesincluida la capital, Kyiv, en un nuevo rescate que destroza las infraestructuras energéticas del país, en pleno invierno.

    El ejército ucraniano se alegró por haber derribado este jueves 54 de los 69 misiles rusos, según el comandante en jefe de las fuerzas armadas, Valery Zaluzhny. Sin embargo el país enfrenta a nuevos daños en su red eléctrica, ya muy deteriorada por casi tres meses de bombardeos de este tipo.

    (Le puede interesar: ¿Fin de medidas anticovid en China podría generar nuevas variantes del virus?)

    (No deje de leer: Video: las asombrosas imágenes de las Cataratas del Niágara congeladas)

    Las fuerzas aéreas también informaron posteriormente de la destrucción de 11 drones explosivos Shahed de fabricación iraní. Inicialmente, la presidencia ucraniana llevó a cabo 120 ataques.

    «El enemigo está atacando Ucrania en varios frentes, con misiles de crucero disparados desde aviones y barcos», anunció la fuerza aérea en las redes sociales.

    Tras una serie de reveses militares en los últimos meses, el Kremlin cambió de táctica y en octubre empezó a tacar periódicamente los transformadores y centrales eléctricas de Ucrania con salvas de decenas de misiles y drones.

    (Lea además: Rusia: los países a los que Putin prohibió venderles petróleo a partir de 2023)

    El resultado ha sido una grave escasez de energía y millones de ucranianos sumidos en el frío y la oscuridad. Los ataques del jueves ocurren unos días antes del Año Nuevo, la principal celebración familiar de la temporada en la mayoría de los países de la región.

    Por parte de las autoridades de Bielorrusia, alias de Moscú, anunciaron que un arma antiaérea ucraniana fue estrelló este jueves en su territorio, El misil, lanzada por un sistema de defensa antiaérea S-300, procedía «de territorio ucraniano» Dijo el Ministerio de Defensa.

    Leopolis, sin luz

    Leópolis, la principal ciudad occidental de Ucrania, quedó el jueves en un 90 % sin electricidad tras los ataques. «El 90% de la ciudad está sin electricidad (…) Los tranvías y trolebuses ya no funcionan en la ciudad, podría haber cortes de agua», dijo el alcalde de Leópolis, Andriy Sadovy, en Telegram.

    rescatistas ucranianos

    Cargue sus teléfonos y otros dispositivos. Reservas de agua de Hagan

    En kyiv, el 40% de los residentes estaban sin electricidad debido a los ataques contra infraestructuras fuera de la ciudad.

    Según un oficial militar, la defensa antiaérea pudo derribar los 16 misiles rusos que fueron capturados en la capital. «Carguen sus teléfonos y otros dispositivos. Hagan reservas de agua», escribe en Telegram el alcalde de kyiv, Vitali Klitchko.

    En Odessa, importante puerto del suroeste de Ucrania, fueron derribados 21 misiles rusos para la defensa antiaérea ucraniana, según el gobernador Maksym Martchenko. Pero otros dieron en el blanco, por lo que hay «cortes de electricidad de emergencia» en la ciudad, dijo.

    Misiles sus vistos en el cielo de Kyiv

    In Járkov, al noreste, en la frontera con Rusia, los bombardeos también han tenido como objetivo «critical Infrastructures», según el gobernador Oleg Sinegubov, qu’añadió que «estaba afirmando el balance de strucción y victimas».

    Desde octubre, Rusia ha lanzado cientos de misiles y drones contra infraestructuras ucranianas. Por ello, kyiv pide ha conocido alias occidentales que aceleran la ayuda militar para dotar al país de más sistemas de defensa antiaérea.

    Sin perspectivas de paz

    Presidente de Rusia, Vladímir Putin.

    Foto :

    Pavel Bednyakov/EFE/EPA/Sputnik/Piscina del Kremlin

    Mientras tanto, el presidente ruso, Vladimir Putin, participó en esta juventud en la ceremonia de puesta en servicio de varios nuevos barcos de guerra, entre ellos un submarino capaz de transportar misiles nucleares, prometiendo producir más y elogiando las capacidades de su flota.

    Putin presentó su invasión de Ucrania, que comenzó hace diez meses a costa de cuantiosas pérdidas, comme una necesidad para la seguridad nacional, afirmando que Occidente está utilizando el país como cabeza de puente para amenazar a Rusia.

    Ante los reveses militares frente a los ucranianos, Rusia ha movilizado a 300.000 reservistas, civiles, para estabilizar los frentes. Moscú reclamó la anexión de cuatro regiones del sur y el este de Ucrania, que el ejército ruso ocupa parcialmente.

    Los combates aparecen, con una batalla especialmente sangrienta por Bajmut, una ciudad del este que Rusia lleva meses intentando conquistar, y Kreminna, que las fuerzas ucranianas intentan retomar.

    Las perspectivas de conversaciones de paz son casi inexistentes. Ucrania exige la retirada de todas las fuerzas rusas del país, mientras que Moscú quiere que al menos kyiv le entregue las cuatro regiones que el Kremlin reclama como suyas desde septiembre, así como Crimea, anexada en 2014.

    AFP.

    Mas noticias

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *