Sáb. Feb 4th, 2023

    La guerra de Ucrania es un triste registro de que los conflictos podrían resurgir en cada momento en Europa, y en los Balcanes Occidentales -(Albania, Bosnia y Herzegovina, Kosovo, Montenegro, Macedonia del Norte y Serbia)- la escalada de tensión en la finales de 2022 es vista como una de las más tumbas de los últimos años. Es una región que siempre ha sido considerada un polvorín, ya día de hoy porque sobran los encendedores para tomar la mecha. “Recordemos que la Primera Guerra Mundial tuvo su origen en los Balcanes. Además, tres de los países de los Occidental Balcanes son de la NATO, con lo que estaría involucrada en un conflicto, y España al pertenecer a la OTAN también”. Enrique Ayala Analista de la Fundación Alternativas y general de brigada retirado Especialmente porque un conflicto en la zona es una forma idónea de desestabilizar Occidente bajo la premisa del ‘divide y vencerás’, siendo el punto débil de Europa, y como avisaba Josep Borrell «los Bálticos son un campo de batalla de ideas para Rusia». Bruselas abandonó ‘la somnolencia estratégica’ con respecto a los Balkanes Occidentales y no ha parado de hacer guiños en torno a la energía para mantener el control político de la zona. Asuntos Nacionales (Cidob), “que la UE en la región ‘no tiene rival’”. Al tiempo que admite su preocupación por las protestas violentas en el norte de Kosovo, por el refuerzo de la presencia del grupo Wagner en Serbia, o por la decisión del presidente serbio, Aleksandar Vucic, de poner al ejército del país en estado de alerta máxima , en diciembre. Entre tantos desafíos, la UE representa casi el 70% del comercio de mercancías de la región-debe mostrarse más decidido que nunca a ganarse a los Balcanes”. Noticia Relacionada Los orfanatos ucranianos: «Los descargan como cadáveres, y se quedan toda la vida, es su destinino» Alexia Columba Jerez está llevando a miles de niños para adopciones sistemáticas ilegales Para Bargués eso se conjuga con los intentos de adhesión a la UE, pero esto es un proceso largo y complejo, “por lo que se intentó con paquetes de ayuda, durante estos meses, frenar la crisis energética y económica. Para que no haya dos frentes abiertos. Ya tienen bastante con el de Ucrania”. Ruth Ferrero, catedrática de Ciencias Políticas y directora del Diplomado en los Balcanes de la UCM, ha explicado que «este paquete de ayudas energéticas cumple un doble objeto, que ver con la puesta en marcha del plan de transición verde de la UE en unos territorios que Su extrema dependencia de gas y petróleo rusos, y donde el consumo de carbón y de madera como recursos energéticos está provocando altos niveles de contaminación en la región. se había quedado paralizado». Enrique Ayala, analista de la Fundación Alternativas y general de brigada retirado, a la pregunta de por qué al ciudadano europeo de a pie debería interesarle lo que ocurre aquí, explica que subestimar a los Balcanes es el mismo error que cometió la ciudadanía de principios del siglo XX, «hay que recordar que l a Primera Guerra Mundial tuvo su origen en los Balcanes. Además, actualmente tres de los países de los Balkanes occidentales pertenecen a la OTAN (Albania, Macedonia del Norte y Montenegro), con lo que estaría involucrada en un conflicto, y España al pertenecer a la OTAN también”. Reestructuración En materia energética, Ferrero detalla un ABC que “hay un intento de crear una conectividad dentro de la Península balcánica precisamente por esta situación estratégica que la vincula a Oriente Medio a través de Turquía, pero también al sur del Mediterráneo, a través de Grecia Es importante recordar que no hace mucho se decubrieron unas bolsas gasísticas en torno a la isla de Chipre, que podrían nutrir una buena parte de las necesidades europeas. de ahí que haya charlas para que se conviertan en un hub de interconexión en temas de tuberías». También la Comisión Europea anunció en noviembre que iba ha pagado con mil millones de euros en los Balcanes Occidentales.La mitad de la cual será en forma de ayuda urgente y el restaurante está destinado a la modernización de sus infraestructuras energéticas en energía solar y eléctrica. proyectos José Ángel López, catedrático de Relations Internacionales y Derecho internacional Icade en la Universidad Pontificia Comillas, dibuja el panorama que nos encontramos con el caso de Serbia “la dependencia energética no es total con Rusia, en contra de lo que se ha venido diciendo, porque consultando los datos de imports de gas y petróleo serbios, el 23% de Rusia, y otro de Kazajistán y Noruega”, explicó este experto. “Y ha renovado por tres años, a un coste bajo, su contrato de gas con la empresa rusa Gazprom. Ahora Serbia se muestra reacia a aplicar las sanciones a Moscú, y se supone que tendrá problemas para su futura adhesión a la UE. Mientras que qu’Albania, en sus datos tiene cero importación de petróleo, es autosuficiente gracias a un campo petrolífero de Patos-Marinza Oil field”, uno de los más grandes de Europa. Es un país de transmisión de energía con el gasoducto transadriático (TAP), que pasa por Albania, y sus centrales hidroeléctricas, pero está afectado por la rotura de agua. “Kosovo, por las relaciones que tiene con Albania, también tiene suministro de estos recursos. Y Macedonia tiene una buena parte de autoabastecimiento, y el petróleo que recibe lo refina internamente. Además había andado un gasoducto que conectaba Grecia con Macedonia del Norte. Y en el caso de Bosnia Herzegovina, desde principios de 2021 la empresa Gazprom estaba suministrando gas natural a Serbia y Bosnia a través del gasoducto Turkstream, con una ruta que viene des de Turquía y Bulgaria”, explica López. Estabilocracia y cleptocracia Ayala matiza “el proceso que entró en Berlín en 2014 para facilitar la integración de estos pays a la UE continúa. Siendo los casos más problemáticos el de Bosnia-Herzegovina por su política interna; Serbia, por estar alineada con Rusia, y Kosovo, que está alejada de la UE porque no está reconocida por todos los países europeos su independencia de Serbia, entre ellos España. Además, Bosnia tiene problemas con la República de Srpska, que es parte de la alcaldía serbia de Bosnia, lo que lleva a la separación. Y Kosovo también tiene una población serbia importante en la región fronteriza con Serbia, donde ha habido bloques y disputas”. La lentitud de la UE plantea interrogantes sobre la capacidad transformadora de Bruselas, Ferrero establece que “donde se puede leer en la UE es que sabemos muy bien cómo gestionar la unidad del continente. Y lo que más preocupa es cómo integrar un pays que pueden dar muchos quebraderos de cabeza en el proyecto de la Unión. Y las ‘estabilocracias’ han prevalecido. Así, en los Balcanes occidentales se ha conseguido que los políticos y la economía locales se acomoden para seguir recibiendo dinero de la UE por generar estabilidad en la zona y no crear problemas. A cambio la UE miró hacia otro lado en los retrocedidos democráticos”. El oso y el dragón Un gran reto es Serbia. que juega a dos bandas, con aproximaciones a la UE, pero sin perder privilegios en sus relaciones con Moscú, como puede ser la importación de gas y petróleo a precios más competitivos. Pol Bargués dice que fuentes de Bruselas temen que “Serbia se un caballo de Troya si entra en la UE por los lazos con Rusia y con sus élites económicas. Pero otros razonan que entrando en la UE, disminuiría esa ligazón rusa”. A lo que se suma-como recuerda el profesor López-que Serbia es miembro observador de la llamada NATO rusa, la OTSC, una organization de defensa colectiva liderada por Russia. Además Moscú jugando cuenta con la desinformación emitida por el canal ruso Sputnik en Serbia, Montenegro, República Srpska y el norte de Kosovo. Alienta el sentimiento nacionalista y armas proporcional a Serbia. También resultó preocupante la presencia del grupo Wagner que anunció que había abierto una filial en Serbia para cuidar de los rusos en el país. Bargués confirmó que “también se ha abierto la puerta a China. Durante la pandemia, entregamos equipo médico y equipo médico personal. Más tarde la UE destinaría millas de millones a la crisis sanitaria, pero el presidente serbio calificó la solidaridad europea de “cuento de hadas que solo existe sobre el papel””. Además Ferrero dice que “algunos de los grands concursos públicos en Serbia, Albania ou Macedonia están impulsados ​​por empresas chinas que se camuflan con empresas locales”. En medio de todo esto se destraba la iniciación de “Open Balkan”, un “mini Schengen”, liderado por el presidente serbio Aleksandar Vucic, y guiado por Macedonia del Norte y Albania. Pretende facilitar las operaciones comerciales entre países con la libre circulación de personas, capitales y servicios. Bargués matiza que “la UE recela porque esto va a duplicar acuerdos, y no servier de complemento”. MÁS INFORMACIÓN Putin’s other nuclear card, cuestionar su influencia energética mundial «puede ocasionar una crisis mayor» madera, arena… la tecnología ilumina nuevas alternativas a las baterías de litio El reto titánico para l’UE es convencer y la diplomacia energética es una a través de. Como Borell “la UE no está completa en los Balcanes”, y viene un error de cálculo y la gran mejora.

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *