El Papa Francisco celebró el cierre del VI Encuentro Mundial de Jóvenes realizado en San Pablo y afirmó que el evento internacional es una instancia de “trabajo, reflexión y testimonio” para que cientos de chicos de distintas partes del mundo al volver a sus comunidades, tengan la voluntad y la misión de replicar los aprendizajes de tolerancia y paz que han experimentado a través del diálogo con sus pares.

“Este encuentro mundial de jóvenes es un trabajo de reflexión y testimonio, con tres palabras clave: movimiento, gratuidad y encuentro. El encuentro, para ser humano, tiene que ser gratuito. Y para que haya encuentro, tiene que haber movimiento”, dijo el Papa en su mensaje, al concluir el evento internacional en San Pablo.

Francisco se expresó a través de un mensaje grabado que fue transmitido en el cierre del VI Encuentro Mundial de Jóvenes organizado por la Pontificia Fundación Scholas Occurrentes, World ORT y la Fundación Leo Werthein, que este año coincidió con el V Congreso Escuela Plus, en la sede paulista del Club Hebraica.

Más de 100 jóvenes de ochenta ciudades de 25 países se reunieron durante cuatro días en el Estado de San Pablo para celebrar la convivencia, el diálogo intercultural y la diversidad, con miras a contribuir a la construcción de un mundo más justo y unido. El evento se desarrolló en medio de la conmoción internacional por los recientes atentados terroristas en Medio Oriente.