Mié. Feb 1st, 2023

    es donde el Presidente Joe Biden se refugio de Washington, a lugar que es en parte oficina en casa, en parte lugar para la cena familiar de los domingos, a lugar seguro para su preciado Corvette de 1967 y un improvisado estudio de campañadurante la pandemia del COVID-19.

    Ahora, la casa de Biden en Wilmington, Delawareeste es objeto de una nueva investigación como depósito de material clasificado.

    La Casa Blanca confirma que los jóvenes se encontraron clasificados en el garaje de la casa de Biden en Wilmington, así como en una residencia contigua que el presidente luego identificó como su biblioteca personal.

    La revelación tuvo lugar tres días después de que la Casa Blanca dijera que había localizado material clasificado similar en el antiguo instituto de Biden en Washington. Los descubrimientos, en conjunto, se levantaron al fiscal general Guirnalda Merrick a designar a un abogado especial para supervisar el asunto.




    Joe Biden pasó la semana multas además de casas y no en la Casa Blanca. Foto: AP

    El anuncio centra más la atención en la casa de Biden en Wilmington, donde solo pasarás los buenos días de semana y donde experimentarás más libertad y un clima más hospitalario que en 1600 Pennsylvania Ave.

    Los republicanos del Congreso, ahora en control de la cámara baja, exigir a los registradores de visitas a las casas del presidente, argumentando que el descubrimiento de archivos clasificados en una de sus residencias es un riesgo para la seguridad nacional.

    Por un eco similar, el FBI allanó la mansión de Donald Trump en Mar-a-Largo donde encontró documentación reservada. Yahora el ex presidente ingresó a un proceso penal.

    El extravagante orador de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy.  Foto: Bloomberg


    El extravagante orador de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy. Foto: Bloomberg

    “Cuando me presentaron como candidato, dije que quería ser presidente, no para vivir en la Casa Blanca, sino para poder tomar decisiones sobre el futuro del país”, dijo Biden en febrero de 2021, justo después de asumir la presidencia. Viviendo en la Casa Blanca, dijo, es «un poco como una jaula dorada en lo que hace a poder salir y hacer cosas».

    En lo que va de su presidencia, Biden ha pasado parte o la totalidad de 194 días en Delaware, su condición de nativo, y el ayuntamiento de los fines de semana en su casa de Wilmington o en Rehoboth Beach, le daban para vivir 2,7 millones de dólares, según ha calculado Associated Press. Este fin de semana volverá en Wilmington.

    A pesar de la avalancha de criticas, sobre todo por parte de los republicanos, por escapada periódica a este estadoLos empleados de Casa Blanca sostuvieron que el tiempo que pasó en Wilmington es importante para un presidente que viajó supo albergar todas las noches durante los 36 años en esa fue senadora.

    Biden también puede desarrollar operaciones presidenciales en su casa, donde se reúne regularmente con asesores, y un colaborador del Consejo de Seguridad Nacional viaja con el presidente colgante las multas de semana en Wilmington.

    «Todos los presidentes pueden trabajar desde cualquier lugar en el que se encuentran, porque así es como están equipadas las presidencias», dijo la ex secretaria de prensa de la Casa Blanca Jen Psaki en febrero de 2022, cuando Rusia empezaba a vadir Ucrania y Biden se preparaba para otro fin de semana en Wilmington Confirmó que Biden podría hacer llamadas seguras desde «cualquier lugar en el que esté, sí».

    Seguridad en el hogar de Delaware.  Foto: AP


    Seguridad en el hogar de Delaware. Foto: AP

    La casa de Biden en Wilmington, construida y terminada en 1998, está ubicada en la elegante zona de Greenville y linda con un lagoen un barrio cuales habitantes ya están acostumbrados a los vehículos del Servicio Secreto y las balizas de los autos de la custodia.

    Está muy cerca de su iglesia, St. Joseph on the Brandywine, y en los últimos meses abrió sus puertas una sucursal de Wegman’s, una tienda de comestibles de lujo.

    La casa es también la culminación de décadas de búsqueda por parte de Biden del hogar familiar perfecto y de su obsesión con las propiedades. A lo largo de los años, compró varias casas en Delaware y luego las vendió de manera ventajosa.

    “Joe tiene muy buen ojo y, si tuviera un millón de dólares, no lo gastaría en viajar, sino en su casa”, dijo su hermana, Valerie Biden Owens, en la biografía del presidente escrita por el periodista Jules Witcover. El libro, Joe Biden: A Life of Trial and Redemption, descrito como un «arquitecto frustrado».

    Biden montó en bicicleta en el parque de Gordon's Pond, Delaware.  Foto: Nicolás Kamm/AFP


    Biden montó en bicicleta en el parque de Gordon’s Pond, Delaware. Foto: Nicolás Kamm/AFP

    Tan significativa es la casa para los Biden que cuando el ex vicepresidente plantó la posibilidad de una segunda hipoteca para pagar los gastos de su hijo enfermo Beau, el entonces presidente Barack Obama se nego rotundamente “Con una fuerza que me sorprendió”, escribió Biden en su memoria de 2017, Prométémelo, papá.

    «Te daré el dinero», dijo Obama, según contó Biden. «Ya lo tengo. Podés devolvérmelo cuando quieras».

    Jill Biden también escribió con cariño sobre la casa, describiendo su terraza acristalada -llena de recuerdos familiares, objetos de campaña y obras de artecomo «uno de mis lugares favoritos en el mundo».

    La pareja presidencial y su perro Commander, en una imagen de diciembre de 2021, en Delaware.  Foto: Saúl Loeb / AFP


    La pareja presidencial y su perro Commander, en una imagen de diciembre de 2021, en Delaware. Foto: Saúl Loeb / AFP

    «La pequeña vivienda tu vista al lago que hay detrás de nuestra casa, y me gusta sentarme con los pies recogidos en el sofá, envuelta en una pashmina, corrigiendo allí los trabajos de mis clases en el Northern Virginia Community College, donde enseño literatura y escritura desde hace una vez años», escribió más recuerdos, Donde entró la luz.

    «Es una habitación hecha para la intimidad y la comodidad».

    El refugio de los Biden

    Este refugio de los Biden se convirtió rápidamente en general en cuartel de campaña en marzo de 2020, cuando los estadounidenses repentinamente quedaron confinados en casa con el comienzo de la pandemia de COVID-19 y los candidatos presidenciales abandonaron las actividades de campaña presenciales para organizar mesas redondas virtuales y recaudaciones de fondos por Zoom.

    Biden después con la campaña en casa mucho más tiempo que su adversario, Donald Trump, lo que seguramente resquemor entre los democrats y las burlas de los republicanos, que decían que Biden estaba encadenado en el sótano.

    Pero también permitió echar un vistazo inusual al hogar privado de los Biden, mientras este respondía preguntas sentado frente a bibliotecas llenas de libros y publicó fotos de Instagram de él y Jill pintando huevos de Pascua en la cocina.

    En mayo de 2020, cuando Biden habló ante el Asian American and Pacific Islanders Victory Fund desde su casa, el graznido de unos gansos ahogó repetidas veces su voz.

    “Hay un estanque al otro lado de mi propiedad”, explicó Biden. «Hay muchos gansos Canadienses. Si los oyen graznar, es que están vitoreando».

    En la Casa Blanca se exige esta semana que ver registro de visitantes en la casa personal de Biden, pero no está claro si este existe siquiera. Fuera de los miembros de la familia y de los asesores de confianza, hay poco conocimiento publico sobre quien entra y sucio desde la casa de Biden, sobre todo cuando se ocupa de asuntos presidenciales.

    Una excepción es el senador Joe Manchin.

    En octubre de 2021, Biden invitó personalmente a su casa al influyente demócrata de West Virginia, así como al líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer. desayunar y visitar la propiedadGesto profundamente personal de un presidente que se esforzaba para convencer a Manchin de aprobar el enorme paquete de gasto social de los demócratas ese otoño.

    Manchin acabaría con esos esfuerzos dos meses después, y una furiosa Casa Blanca respondió que Manchin se había comprometido con Biden «en su casa de Wilmington», presentando el anuncio del senador como entrenamiento personal.

    Ahora, la casa de Biden Vuelve a convertirte en protagonista de un dolor de cabeza politico para la Casa Blanca.

    Garland dijo el jueves que el Departamento de Justicia fue informado el 20 de diciembre por el abogado personal de Biden de que había encontrado equipo clasificado en el garaje del presidente en Wilmington.

    Además, el departamento fue notificado el jueves de que se habían encontrado otros documentos marcados como reservados en otro lugar de la casa de Wilmington.

    El Chevrolet Corvette Stingray de Joe Biden.


    El Chevrolet Corvette Stingray de Joe Biden.

    Ante preguntas sobre las revelaciones del jueves, Biden fue relativamente breve en sus respuestas y dijo que hablará más sobre el tema «pronto» y que toma muy en serio el material clasificado.

    Pero Biden también quiso dejar explícitamente clara una cosa sobre su casa.

    «Dicho sea de paso, mi Corvette está en un garaje cerrado, eh», dijo. «Así que no es que esté estacionado en la calle».

    Associated Press

    Traducción: Elisa Carnelli

    ap

    Mira también

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *