El Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid (COIIM) considera como solución fundamental para contrarrestar futuras soluciones a la «inexcusable situación actual del coste del suministro eléctrico a la industria electrointensiva española».

Así, afirman que el sistema actual de fijación de precios de la electricidad “pierde su razón de ser en circunstancias como las que estamos viviendo los últimos años, profundizando graves consecuencias como el incremento de precios de forma insostenible”. El precio del mercado eléctrico en España ha pasado de 42 euros por MWh en el periodo 2014-2020, a 112 euros en 2021 y más de 210 euros en 2022.

“Las medidas del Gobierno, como la llamada excepción ibérica, han permitido que los precios no sucedan aún mayores, pero la industria española sin competencia frente a nuestros principales competidores europeos”, afirmó Fernando Soto, experto de la comisión de Energía del Colegio.

Y cita como ejemplo qu’en France dispone de la tarifa ‘Arenh’, qu’ofrece precios entre 42 y 46 euros MWh, mientras que Alemania cuenta con ‘ayudas multimillonarias concedidas a las empresas para garantizar su competitividad. Además, en estos países los contratos a largo plazo son mayoritarios y con precios separados de los mercados diarios, cuestión que en nuestro país no se consigue por la ausencia de liquidación de los mercados de largo plazo”.

Fernando Soto explica que «necesitamos una desarrollo del mercado al que pueda acudir para adquirir energía no emisora ​​​​a precios estables, duraderos y asequibles para una parte significativa del consumo. El mercado diario actual debería quedar como un mercado de ajustes para cubrir el resto de las necesidades del consumo».

En el corto plazo, sería necesario, según Soto, mantener este año las reducciones de cargamentos y viajes electricidad, en particular a los consumidores electrointensivos. Asimismo, la compensación indirecta de CO2 a la industria debería permitir la cantidad máxima permitida por la Comisión Europea, que en 2023 se estima en 500 millones de euros, más del doble de los 244 millones que supondría el Presupuesto del Estado.

En el medio y largo plazo, los expertos de la esa comisión de Energía consideran que deberían “postostar por maintener en servicio el parque nuclear española, ampliando sus licencias de operación hasta los 50 años”. También destacan la necesidad de potenciar «de manera clara y decidida» la contratación de energía eléctrica a través de contratos a largo plazo (PPAs), es que «permitiría conseguir precios estables y competitivos, desvinculados del coste del gas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *