Dom. Ene 29th, 2023

    El contexto económico «ha generado también un deterioro del entorno de estabilidad financiera» y también se aprecian «señales de deterioro de la calidad de los activos» de la banca. Así de contundente se ha mostrado Pablo Hernández de Cos, gobernador del banco de españaen su intervención en el ciclo de conferencias Enrique Fuentes Quintana, organizado por la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas.

    “La combinación de una inflación más elevada y un menor crecimiento económico esperado, junto con el aumento de los tipos de interesados, se vieron afectados negativamente por la capacidad de los almacenes y negocios”, ha añadido el directonte del banco central. En este caso, ha detachado que son las compañías y familias vulnerables las que están más amenazadas por esta crisis de inflación y energética, qu’unque parece estar remitiendo en términos generales, el costo de la vida no para de ir a más con el subyacente IPC hay un 7% en él.

    “Aunque la rentabilidad del sector bancario ha adquirido en el último año, señales de deterioro de la calidad de los activos, cuya magnitud depende de la materialización de los riesgos para el crecimiento económico”, ha destacado Desde Cos. Es por ello que el gobernador hace un llamamiento al sector financiero para que utilice «l’incremento de los beneficios que se están produciendo en el corto plazo para amentar su capacidad de resistencia».

    Este es un blindaje interno que pasará por mantener la cautela con las provisiones y también con la planificación del capital. Asimismo, De Cos reclamar a los bancos estar muy atentos a la evolución económica para tratar de anticipación ante posibles problemas que puedan ocurrir en los barrios cercanos. Con todo, sí que reconoce que el escenario ahora está más despejado que hace unos meses, cuando incluso se preveía un posible riesgo de recesión en España.

    Más allá de ello, el gobernador sostiene que este contexto está sujeto, además, «un nivel deincertidumbre extremadamente altacon origen, sobre todo, en la evolución de la guerra de Ucrania y sus repercusiones económicas, que resultan difíciles de predecir”.

    En una situación como esta, De Cos ha aprovechado para repetir lo que para él ya parece un mantra: no se deben aprobar medidas generales para toda la población, sino focalizadas en algunos colectivos. “Las medidas deben ser ahora muy selectivas y reforzadas en los hogares de rentas más bajas — que son los que más sufrirán el incremento de la inflación — y las empresas más vulnerables frente al encarecimiento de las materias primas. Se evitaría, así, a generalización fiscal impulsivaque generaría una presión adicional sobre la inflación”, ha dicho.

    Precisamente mantener la inflación controlada, lo máximo posible, es función del Banco Central Europeo (BCE), entre otros asuntos. De Cos ha recordado que tienen el mandato de la estabilidad precios, qu’está fijada en un IPC del 2%, una cota que n’est espera recuperar en la zona del euro ni siquiera en 2025. Por ello el bancario supervisor está aumentando los tipos de interés de referencia y seguirán haciéndolo a futuro, hasta lograr domar la inflación: «Desde el consejo de gobierno del BCE hemos indicado que será necesario seguir incrementando significativamente los tipos de interés en las próximas reuniones, a un ritmo, sostenido hasta alcanzar niveles que nos permitan asegurar que la inflación va a volver a situarse en el objetivo”.

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *