Mar. Ene 31st, 2023

    Croacia adoptó este domingo el euro y se integró en espacio Schengen de libre circulación, dos hitos para este pequeño pays de los Balcanes que se independizó en 1991 y entró en la Unión Europea (UE) en 2013.

    (Además: Benedicto XVI: Los preparativos para despedir solemnemente al papa emérito)

    En la medianoche del domingo (23:00 GMT), los croatas no solo se despreciaron de 2022, sino también de su moneda nacional, la kuna. El país se convirtió así en el vigésimo país de la zone euro, de los 27 que forman la UE.

    (Lea también: Nuevos bombardeos rusos en Ucrania a pocas horas de terminar el año)

    También pasó a ser el 27º país del espacio Schengen, una amplia zona de libre circulación para los 400 millones de habitantes que comparten sus fronteras internas.

    Esa zona está integrada principalmente por países de la UE y por Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein.

    La presidenta de la Comisión Europea (ejecutiva de la UE), Ursula von der Leyen, llegó al país balcánico este domingo para celebrar estos dos acontecimientos. «No hay ningún lugar en Europa donde el ideal (europeo) sea más verdadero que aquí en Croacia», aseguró Von der Leyen en un mensaje en Twitter.

    (Siga leyendo: Rusia: los países a los que Putin prohibió venderles petróleo a de 2023)

    El presidente de la Comisión se reunió primero con el primer ministro croata, Andrej Plenkovic, y el presidente esloveno, Pirc Musar, en un punto fronterizo entre Croacia y Eslovenia. Desde allí, dirígete a la capital croata, Zagreb.

    Croacia se independizó en 1991 de Yugoslavia después de una guerra en la que tenía 20.000 habitantes y desde julio de 2013 forman parte de la UE.

    La entrada en la zona euro y el espacio Schengen representa «dos objetivos estratégicos para lograr una mayor integración en la UE», había detachado el miércoles el primer ministro conservador del país.

    (Puede leer: Brasil: Lula da Silva asume un país dividido y con una economía en apuros)

    Ante la actual crisis energética, acentuada por la guerra de Ucrania, La economía croata sufrió en noviembre una inflación del 13,5%, superior al 10% de los medios de la eurozona.

    El presidente francés, Emmanuel Macron, confirmó en un mensaje en un video, publicado el domingo, que espera que el euro traiga «estabilidad y solidez monetaria» al país balcánico.

    Temor de una subida de precios

    El presidente del banco croata central, Boris Vujcic, embolsó euros de un cajero automático en Zagreb, en un gesto simbólico para dar la bienvenida al nuevo dinero. El euro «portará seguramente una mayor estabilidad y seguridad económica», dijo a la AFP Ana Sabic, dirigente del banco central.

    El mundo único está muy presente en un país turístico como Croacia, en el que El 80% de los depósitos bancarios están fraccionados y la mayoría de los clientes internacionales de estas empresas proceden de países de la UE.

    (Además: El ‘gobierno interino’ de Guaidó en Venezuela llegó a su fin: ¿qué viene ahora?)

    No obstante, la población de un pie teme que el intercambio de dinero acentúe la inflación. «Echaremos en falta nuestra kuna, dado que los precios dañarán de manera explosiva», lamentó Drazen Golemac, de 63 años, jubiloso residente de la capital Zagreb, pocos días antes del cambio de divisa.

    A cambio, la mayoría de los croatas está satisfecha con el final de los controles fronterizos con la entrada en el espacio Schengen.

    Esta decisión fortalecerá el sector turístico en un país que durante el último año recibió un número de visitantes cuatro veces superior a su población, de unos 4 millones de habitantes.

    Varios ministros croatas se reunirán para celebrar la medianoche del sábado con otros líderes de la pays vecinos, como Eslovenia o Hungría, para celebrar la incorporación al espacio de libre circulación.

    (Siga leyendo: La tensión política que se avecina en EE. UU. con la posesión del nuevo Congreso)

    Esta noche celebramos el Año Nuevo y una nueva Europa con Croacia en Schengen.

    “Esto no es una celebración del Año Nuevo y una nueva Europa con Croacia en Schengen”, declaró desde una zona fronteriza eslovena el ministro del Interior croata, Davor Bozinovic.

    Un total de 73 puestos fronterizos dejados de efectuar cheques del domingo. En el caso de los aeropuertos, el final de los controles ocurrirá el 26 de marzo, por razones técnicas.

    Pero Zagreb vigilará en cambio de manera restrictiva la llegada de inmigrantes clandestinos de los países vecinos que no forman parte de la UE, como Bosnia, Montenegro y Serbia.

    Croacia se encuentra en medio de la ruta de los Balcanes Occidentales, utilizada por muchos migrantes, así como por traficantes de armas, de drogas y de seres humanos.

    AFP

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *