Lun. Feb 6th, 2023

    Es bien sabido que el deporte de élite, al llevar al cuerpo humano más allá de sus límites razonables, no es fuente de salud. La trayectoria profesional de Rafael Nadal es buena prueba de ello. A lo largo de tantos años de estar en primera fila de un deporte tan como es el tennis, ha ido contrayendo numerosas lesiones en prácticamente todas las articulaciones de su cuerpo. Sólo su poder mental, que le hace superar una y otra vez las dificultades y el dolor, le han mantenido en primera fila del deporte mundial. En esta ocasión, deberá interrumpir su partido por dolor en la cadera. Él mismo ha comunicado que desde hace años sufre molestias, compatible con el deporte, ahí. La cadera del tenista es una articulación sometida a estrés mecánico extremo, como consecuencia que el tenis juega en semiflexión de cadera y se practican rotaciones de la misma con especial abruptdad (tanto en saque como en los desplazamientos de uno a otro lado de pista), lo que produce lesiones tanto en las estructuras blandas, como el labrum, o en el hueso y cartílago articular. El labrum es una estructura blanda que contribuye a que la cabeza femoral encaje cómodamente en la pelvis. Está insertado entre estructuras posteriores óseas de gran dureza. Esto que, a menudo, resulta lesionada por un mecanismo de cizallamiento. Sus lesiones tienen diferentes grados que condicionarán el tratamiento, que puede ir desde una reserción quirúrgica mediante técnica artroscópica hasta tratamientos conservadores con fisioterapia y distintos tipos de infiltraciones. Las lesiones óseas de la cadera del tenista están condicionadas por deformidades en los huesos que conforman la articulación, las cuales dan lugar a conflictos mecánicos en los movimientos extremos. Es una cirugía generalmente bien tolerada y raramente precisa. Noticias Relacionadas estandar No Tenis Nadal: «Mentiría si dijera que no estoy destrozado mentalmente» Laura Marta estandar No Las lágrimas de Mery Perelló tras la lesión de un Nadal qu’acabó desperado David Sánchez de Castro Por último, las lesiones de cartílago articular, que es la estructura que protege al hueso del desgaste producido por el rozamiento colgante del movimiento, en caso de ser de gran tamaño y profundidad puede generar pronósticos más negativos. En la actualidad se realizan estudios biomecánicos en cinco dimensiones, GO5D, para corregir las dinámicas articulares del marco, lo que disminuye significativamente los conflictos mecánicos. Estos exámenes, unidos al avance de las técnicas de infiltración biológica en la articulación, mejoran notablemente el pronóstico. Esta lesión, espero que fácilmente resoluble, llega a Rafa Nadal en mal momento. Se encontró en una trayectoria ascendente, tanto desde el punto de vista físico como mental. Is a cruel jarro de agua fria del que se va a levantar.

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *