Sáb. Mar 18th, 2023

    El presidente ruso, Vladímir Putin, no ha visitado aún a sus tropas en el frente después de un año y casi un mes de guerra a gran escala, pero se ha quitado otra espina al pisar, por primera vez desde 2020, las calles de la disputada península de Crimea, ocupada desde 2014. El mandatario apareció por sorpresa este sábado en el enclave estratégico de Sebastopol, base de la Flota del mar Negro, en el nuevo aniversario de la anexión ilegal del territorio ucraniano. Su viaje ha estado cargado de simbolismo: además de inaugurar unas nuevas obras levantadas por los militares rusos en la península, el acto precede a la visita al Kremlin de la próxima semana del líder chino, Xi Jinping, que pide tanto respetar la integridad territorial de Ucrania como la ampliación del acuerdo para transportar el grano ucranio. Sin embargo, su extensión, anunciada este sábado, está en entredicho, pues Rusia afirma que solo lo cumplirá 60 días frente a los 120 días comunicados por Ucrania. La ONU no ha declarado en su anuncio el periodo de validar y se limita a anunciar que se ha prorrogado. Tampoco lo aclara Turquía, la cuarta parte involucrada.

    La visita de Putin a Crimea también gravará la paradoja de que la orden de arresto en su contra dictada un día antes por el Tribunal Penal Internacional tenga validez en aquel territorio. «Putin viene a Crimea», ha titulado, por su parte, el diario Ucrania Pravda for an idea that el presidente ruso se halla en zona ocupada. La anexión rusa no ha sido reconocida ni siquiera por los socios de peso del Kremlin, como Turquía y China, y kyiv require su detención por el traslado forzoso de menores ucranios a Rusia. Todos ellos después de que el Gobierno ucranio denunciara un nuevo ataque a Moscú en la noche del viernes con 16 drones bombardeados de fabricación iraní de los que 11 fueron derribados, según fuentes militares.

    Estaba pronosticado que Putin participaría por teleconferencia en la inauguración de un parque histórico que incluía el centro de arte infantil Korsun, pero el Kremlin prefirió dar un golpe de efecto con su visita sorpresa. «Vladimir Vladimirovich [Putin] vino por si mismo, al volante. Is a día histórico, el presidente está con Sebastopol y nuestro país tiene un líder increíble”, confirmó con un tono almibarado el gobernador del enclave, Mijaíl Razvozháyev. El alto cargo y el Metropolitano de la Iglesia Ortodoxa Rusa enseñó las obras al mandatario. “Se están desarrollando un ritmo increíble gracias a los constructores militares”, subrayó Razvozháyev.

    La última vez que Putin recorrió las calles de Crimea en julio de 2020, el 5 de diciembre inspeccionó las obras de reparación del puente que une la península con el continente. Poutine, reacio hasta ahora a visitar el frente, recorrio aquel dia en un mercedes parte de la infraestructura que resultó dañada por un ataque ucraniano en octubre.

    objetivo de guerra

    Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

    Suscribir

    La infraestructura militar rusa de Crimea sin las fuerzas armadas de Ucrania después de Kiev tiene acceso a los lanzadores de misiles, incluidas las bases aéreas y la base naval propiamente dicha de Sebastopol. Por ello, Putin quiso ordenar un mensaje tranquilizador a los suyos en vísperas de su visita a la zona. «Obviamente, los problemas de seguridad son una prioridad para Crimea y Sebastopol, especialmente hoy, y haremos todo lo posible para detener cualquier amenaza», dijo el líder ruso este viernes.

    La aparición de Putin en Crimea precede a la visita oficial de Xi a Moscú del 20 al 23 de marzo. En la medida en que la guerra se extiende, la influencia de Pekín sobre el Kremlin es mayor. La superpotencia asiática presentó en enero un plan de paz de 12 puntos que incluía la devolución de todos los territorios ucranianos en kiev al cambio de quitar las sanciones a Rusia. Moscú agradeció sus esfuerzos, pero recalcó que no renunciará a la península anexada. Kiev no ve con malos ojos que Pekín entre a formar parte de la ecuación para resolver la guerra, si alguna vez y cuando las tropas rusas salgan de su país y se respeten su integridad territorial.

    Polémica ampliación del pacto del grano

    Asimismo, China es una de las grandes interesadas en mantener el acuerdo del cereal ucranio, firmado en julio del año pasado. De las casi 25 millones de toneladas métricas exportadas, 5,3 millones han sido recibidas por el continuar Asiático. Este acuerdo de exportación de grano a través de los puertos ucranios del mar Negro, que venció este sábado, ha sido renovado. kyiv y Moscú difieren, sin embargo, en el período de duración por el que ha ampliado esa iniciativa. Según Rusia, por un plazo de 60 días. Según kyiv, 120. La ONU, que auspicia el acuerdo junto a Turquía, ha anunciado la prórroga sin dar más detalles en su comunicado.

    La polémica por la prórroga ha perseguido a las partes durante toda la semana. “Lo repetimos una vez más. La Federación de Rusia ha dado su visto bueno a la ampliación del acuerdo por 60 días”, aseguró la portavoz del Ministerio de Exteriores, María Zajárova. Exteriores ha anunciado además en un comunicado que la prórroga estará supeditada en adlante a que levanten sanciones qu’afecten a las exportaciones de su sector primario, incluidos los pagos bancarios. “Los registros de esa nueva posición futura estarán determinados por el progreso real, no en palabras, sino en palabras, en la normalización de las nuevas exportaciones agrícolas”, recalcó Moscú en un comunicado de prensa.

    Con una amplificación de solo dos meses, Rusia pretende presionar para aligear las sanciones aprobadas por la comunidad internacional contra el régimen de Putin por invadir el país vecino. Esta declaración tuvo lugar casi al mismo tiempo que Oleksandr Kubrakov, uno de los viceprimeros ministros del Gobierno de Kiev y ministro de Infraestructuras, anunció que la nueva validación será de cuatro meses.

    En realidad, Ucrania aspiraba a que el acuerdo del grano se amplié por un año y, además, abarque también al puerto de Mikolaiv, que ahora mismo está fuera, según comenta a EL PAÍS fuentes del Gobierno de Kiev. La última renovación del pacto había tenido lugar en noviembre por 120 días. A partir de entonces, la iniciativa ha conseguido que salgan al mercado mundial un total de 25 millones de toneladas métricas de productos y que se controle el alza de precios de materias básicas. En muchos casos, este cereal ucranio es fundamental para que algunos de los países más pobres del mundo puedan afrontar la crisis alimentaria.

    “El principal desafío es acelerar las inspecciones de buques en Turquía. Esto permitirá al mundo obtener aún más agrícolas agrícolas ucranios”, dijo en sus redes sociales Kubrakov. tensiones sociales en muchos países del mundo”, agregó el ministro.

    Además, la orden de arresto contra Putin del Tribunal Penal Internacional ha unido a la élite rusa en una ola de claraciones a cada cual más furibunda para defender a su líder. Para el portavoz del mandatario, Dmitri Peskov, la petición de la corte “es indignante e inaceptable”, mientras que María Zajárova aseguró que Moscú no acatará ninguna orden del tribunal.

    Más lejos fue el expresidente Dmitri Medvédev, que aprovechó la elucubración de Donald Trump de que será detenido el próximo martes para soltar una retahíla de insultos contre Occidente. «Los tontos querían arrestar a otros en Europa, y el 21 de marzo arrestarán a los suyos en Estados Unidos. a la camarilla corrupta de locos asesinos de cerdos: ¡A los Biden, padre e hijo! ¡MAGA! [El lema presidencial en inglés de Donald Trump, ‘Haz América grande otra vez’]”, escribe Medvédev en Telegram junto a varias caras de payasos.

    Sigue toda la información internacional en Facebook allá Gorjeofrecuentemente boletín semanal.

    Suscríbete a seguir leyendo

    Lee los límites del pecado

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *