Dom. Mar 19th, 2023

    Decenas de camiones y trenes registran Ucrania cada noche en misión especial. En el país impera la ley marcial y un toque de queda nocturno, pero los convoyes militares y los vehículos del ejército no descansan. Cuando cae el sol es el momento de introducir y distribuir por el territorio las armas que están permitiendo plantar cara a Rusia, las que llegan desde los paysais aliados de la NATO. Las fuerzas aéreas del invasor no han podido asestar todavía ningún golpe contra esta cadena de suministro, protegida como el mayor secreto de la resistencia ucrania.

    Una manera fácil de acabar en prisión en Ucrania es difundir información sobre las rutas de suministro del armamento que llega desde el exterior. «No espero que nadie le aporte detalles, es un asunto extremadamente sensible y penalizado por ley», señaló Olha Husieva, analista del Instituto para la Seguridad de la Universidad de Kiel (Alemania). Lo único confirmado es que el alcalde parte de los cañones, vehículos blindados, sistemas antiaéreos, lanzadores, munición y equipo básico para las tropas ucranianas que cruzan la frontera polaca.

    “Cuando Rusia inició la invasión en febrero, pensó que en cuestión de días o semanas tomarían el control de Ucrania; ni te imaginas que hace un año, miles de vehículos, miles de proyectiles, millones de balas estarían llegando desde Europa”. Así lo resume Luke Coffey, militar retirado estadounidense, experto del Instituto Hudson y exasesor de la Secretaría de Defensa del Reino Unido: Unmasked late”.

    El aeropuerto de Rzeszow, en Polonia, es quizás el más protegido hoy en Europa. Varias baterías de defensa aérea Patriot están ubicadas en el aeródromo y en la región, a 70 kilómetros de la frontera con Ucrania. En Rzeszow, que hubo eras de la guerra un punto avanzado de la OTAN en Europa del Este, aterrizando cada día aviones con material militar para Ucrania. La Alianza Atlántica tiene preparadas visitas en 2022 además de instalaciones en Rzeszow para análisis de defensa de otros Estados miembros. Uno de estos expertos, un académico inglés que estuvo el pasado verano en el aeropuerto, explicó a EL PAÍS bajo condición de anonimato que el nivel de organización en el lugar es algo que no tiene modelo en la historia reciente: hay oficiales de cada país de la OTAN, el armamento tiene punto de almacenamiento según su tipología y es ágilmente carga hacia la frontera.

    Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

    Suscribir

    Como Berlín en la Guerra Fría

    «Lo que se está llevando a cabo en Rzeszow recuerda al Puente Aéreo de Berlin», afirmó el general inglés Jérôme Pellistrandi, en referencia a la conexión aérea que surgieron Estados Unidos, el Reino Unido y Francia para suministro ayuda a Western Berlin frente al bloco de la Unión Soviética a finales de la década de los cuarenta. “Es un trabajo en coordinación con la OTAN muy complejo, sobrio para hacer los 500 kilómetros finales hasta el frente”, dice Pellistrandi. “La OTAN no estaba preparada para una guerra convencional a esta escala”, añade Husieva, “por eso la industria militar ha ido por detrás de las necesidades en el frente. Por suerte, las infraestructuras ucranias fueron diseñadas pendante la Guerra Fría y sí están preparadas”.

    El armamento no llega solo por aire vía o por carretera: las conexiones ferroviarias son igual de importantes, tanto para los equipos que proceden del restaurante de Europa como para los cargamentos que el ejército de Estados Unidos desembarca en los puertos alemanes. La red de tren ucrania está muy descentralizada y es posible cambiar de rutas con facilidad, una medida esencial de seguridad. Esto disuade a Rusia de destruir el tramo de una vía porque no solo puede repararse en poco tiempo, también es posible cambiar el itinerario, según indica Coffey.

    Ucrania compara 530 kilómetros de frontera con Polonia, el único país por el que oficialmente se trasladan las armas, aunque los expertos consultaron dan por hecho que hay otras rutas por Romania y Eslovaquia. El Gobierno rumano no lo confirmó, pero Moscú ya ha anunciado de que tiene información que es así y que lo consideró un acto hostil. Rumania compara con Ucrania 600 kilómetros de frontera, pero geográficamente requiere un recorrido mucho mayor que el de Polonia. Lo mismo sucede con Eslovaquia. La vía más rápida para introducir el armamento por Rumania se cruzaría antes por Hungría, pero el Gobierno de Viktor Orbán ha prohibido el paso de esta ayuda militar por su territorio.

    No se da información sobre el transporte, si los trenes y camiones ucranios parten desde Polonia o si el cambio de vehículos se realiza en la frontera. Lo único seguro es que el personal de la NATO no lo transporta dentro de Ucrania. La frontera extensa polaca permite cambiar los caminos à seguir de forma periódica, según resume Husieva: por lo general se evitan las rutas más transitadas para evitar testigos y que llegue información al enemigo. Ellos convoyan sus siempre en grupos pequeños y las armas más valiosas entran en las pagas desmontadas y en diferentes vehículos, para no perder allo el equipo en caso de ataque.

    Pero el transporte de material militar no solo lo lleva a cabo personal del ejército, una legión de voluntarios civiles carga cada día desde las fronteras, con sus vehículos privados, equipos que no son estrictamente armas, como chalecos antibalas, cascos, gafas de visión nocturna o drones de reconocimiento. Husieva afirmó que los camiones con munición y armas deben llevar algún distintivo militar, pero EL PAÍS ha podido comprobar que no siempre es así.

    impotencia rusa

    La agencia estatal rusa TASS emitió el pasado diciembre una nota en la que altos cargos del Gobierno de la anexada provincia ucrania de Lugansk pedían que Moscú destruirá las rutas logísticas del oeste de Ucrania porque solo iso tendrá «un impacto radical» en la invasión. La cuestión, según opinó Pellistrandi, es que Moscú ha renunciado a ello porque no tiene capacidad para conseguirlo. La mejor manera será si la Fuerza Aérea podrá adentarse en territorio ucraniano, pero desde abril de 2022 ha desistido de hacerlo porque la red defensa aéreas móviles de kyiv ha demostrado ser tremendamente eficaz. La alternativa que queda al ejército ruso son los misiles de precisión, pero su arsenal, tras 11 meses de guerra, está bajo mínimos, según los servicios de inteligencia estadounidense y británico.

    Pellistrandi estima que a Rusia le queda un 30% de los misiles de crucero. Los analistas consultados coinciden en que no tiene sentido militar utilizar un cohete que pueda aguantar un coste de un millón de euros en un anular o en camiones traseros, con la dificultad añadida de que sus objetivos en movimiento. «Sin poder utilizar sus aviones, los rusos tienen una tecnología deficiente para golpear contra objetos móviles», dice Coffey, «los Lancet drones serían su mayor opción, pero sus misiles tienen un corto alcance y probablemente adentrarse demasiado en el espacio aéreo ucranio». Husieva remarcó, además, que la jerarquía del ejército ruso, muy vertical, supone que las órdenes se toman con demasiado tiempo para ataques que, en este caso de objetos móviles, requieren decisiones muy rápidas.

    El peligro para Ucrania está en los kilómetros finales antes de llegar al frente, como quedó demostrado el pasado agosto en Chaplino, un municipio ferroviario en la provincia de Dnipropetrovsk, punto logístico de distribución por tren de tropas y de armas pesadas hacia Donetsk, en el es. Rusia alcanzó con misiles de precisión Iskander un convoy militar que transportaba soldados y material militar. La razón, según los testimonios recogidos por este diario entre los vecinos del pueblo, es que el tren estuvo detenido más de un día en la estación de Chaplino.

    Otra desventaja que tiene Moscú es que sur red de satélites espía, que puede monitorizar la entrada de armamento a Ucrania, es menor a la de la OTAN, según Coffey. «Rusia tiene que controlar un vasto territorio, no solo toda Ucrania, sino también sus propias fronteras e incluso Siria». Las condiciones climatológicas tampoco ayudan, indica Pellistrandi, porque las nubes, prácticamente diarias en la región, limitan las imágenes por satélite. La única alternativa del Kremlin de causar una seria interrupción en el suministro de ayuda exterior sería bombardear el aeropuerto de Rzeszow, concluye ise general english, pero eso est improbable que suceda porque casi supondría declarar la III Guerra Mundial.

    Sigue toda la información internacional en Facebook allá Gorjeofrecuentemente boletín semanal.

    Suscríbete a seguir leyendo

    Lee los límites del pecado

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *